La fuente de los locos…

Esta será una entrada sumamente breve, protagonizada por una incógnita.

En diciembre de 1912, la revista donostiarra Novedades dedicaba uno de sus reportajes gráficos al Asilo Provincial de Santa María de las Nieves en Vitoria, inaugurado tan solo unos años antes, en agosto de 1907. En las dos paginas que ocupa, se busca exaltar este “soberbio palacio de la Caridad, orgullo de Álava y de Vitoria”, ilustrando el artículo con varias fotografías interesantes sobre el espacioso edificio, los cuidados y labores de los internos, o las hermanas de la Caridad encargadas de su gestión. De entre todas ellas, al parecer obtenidas por el fotógrafo bilbaíno Amado Trinidad Ávila Asenjo -habitual en las páginas de Novedades-, una destaca por el peculiar contenido que nos muestra. Según el pie de foto, vemos a “Los locos rodeando una fuente, por ellos construida, en un patio del Asilo”.

recort.jpg
Revista Novedades (15-12-1912), pág. 16.

Diez hombres, con las txapelas sobre sus cabezas, posan ante una singular estructura que rebasa las dimensiones de la foto, alcanzando sin duda más de cinco metros de altura. ¿Qué significa exactamente “una fuente, por ellos construida”? ¿La hicieron los internos desde cero, por su propia voluntad? ¿Formaba parte quizás de alguna actividad o taller? ¿Con que medios y para qué fin?

Estamos en una fecha relativamente temprana, cuando los esfuerzos por emplear y sistematizar las obras artísticas en el contexto psiquiátrico comenzaban a dar sus primeros pasos a nivel nacional. Por lo que, resulta difícil precisar si esta fuente, de la cual no he encontrado ninguna otra referencia visual o escrita, pudo ser realizada en el contexto de alguna suerte de terapia ocupacional. Puestos a soñar, cabe pensar que en aquel entonces alguno de los doctores del centro podría haber percibido la potencialidad del medio artístico para el diagnostico y el tratamiento psicoterapéutico, incentivando a este grupo de “alienados” a realizar la obra. A pesar de la escasa calidad de la fotografía, la “fuente” parece tener un aspecto rugoso, como si estuviera conformada o recubierta de piedritas ocultando el esqueleto de la misma. Incluso, parecer guardar cierta semejanza con uno de los grandes hitos del art brut internacional, el “palacio ideal” del cartero francés Ferdinand Cheval, una arquitectura fantástica construida durante más de tres décadas a base de miles y miles de piedras.

Facteur-Ferdinand-Cheval-01.jpg
El Palais Idéal de Ferdinand Cheval.

Me temo que nunca sabremos nada más sobre esta fuente de los locos, pero es probable que volvamos a hablar sobre el Asilo de las Nieves en este espacio, rebuscando en otras historias y minucias vividas entre sus muros.

 

Documentos empleados:

– Revista Novedades (15-12-1912), pág. 16.

Imágenes:

– Cabecera: Hospital psiquiátrico de Collegno (1980, Raymond Depardon).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s